Alta Complejidad

TRATAMIENTOS DE ALTA COMPLEJIDAD

Si luego de tres meses de tratamiento de baja complejidad no se logra el objetivo de embarazo, una opción es la alta complejidad.

Estos tratamientos permiten la fecundación de los óvulos fuera del cuerpo, se realiza cultivo de embriones en el laboratorio para luego ser transferidos al útero de la mujer y poder mejorar las posibilidades de embarazo.

En nuestro centro, dada la alta frecuencia de varones con alteraciones en la muestra seminal, la fertilización es asistida a través de ICSI. Este es un procedimiento que contribuye a la fecundación del óvulo a través de la inyección de un espermatozoide en su citoplasma. Ambos gametos son llevados a través de micromanipuladores bajo visión en el miscroscopio.

La maduración in vitro de óvulos es una nueva alternativa ante los métodos convencionales de reproducción asistida. La maduración in vitro de óvulos consiste en la incubación de los óvulos de la mujer fuera de sus ovarios.

Lo que habitualmente requiere casi de diez días de tratamiento con hormonas inyectables para lograr la maduración en los ovarios, se logra sólo en un día y medio en la incubadora. Al lograr la maduración de los óvulos, estos logran ser fecundados con el semen de la pareja y se mantienen en cultivo e incubación hasta el desarrollo de embriones, los cuales se encuentran en condiciones óptimas para poder ser transferidos a la cavidad uterina, implantarse y lograr gestación progresiva.